Primeros síntomas.

En la última entrada decía que apenas tenía síntomas… Si lo digo antes, antes empiezan…
Esta semana fue Semana Santa y siendo jueves y viernes festivos, tuve unas mini-vacaciones en las que aproveché para descansar. Desde que supe la buena noticia, dormía mal por las noches, no sé si por el propio embarazo o por los nervios. El caso es que en cuanto no tuve que madrugar y estar activa en la oficina, mis defensas se relajaron y me sentí profundamente cansada durante todos estos días. Estuve durmiendo hasta las tantas y dormí siestas por la tarde.
Por otra parte, llevo dos días sintiéndome rara, no son náuseas pero el olor de la cocina después de comer me repugnó y no pude entrar en ella. Tuve que poner una vela perfumada para que se me quitara la mala sensación.

Mañana toca volver al trabajo. Espero no tener allí esas “incomodidades” y tener un poco más de energía durante la semana. Ya veremos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s