La Navidad de Lucía.


Este año Lucía se dio cuenta de qué es la Navidad. El año pasado, con un añito apenas entendía qué pasaba, veía las luces y los árboles de navidad, le gustaron sus regalos pero poco más. Esta vez sí que lo vivió de forma más intensa.

En la guardería y con las abuelas aprendió villancicos (su padre y yo no somos tanto de canciones navideñas) y las está cantando a menudo. Le gustan mucho la de “25 de diciembre, fun, fun, fun” y la de la “marimorena”. Por cierto que se sabe un montón de canciones. Me asombra la memoria que tiene. En la guardería también tenían la temática navideña para los cuentos, los dibujos, los colores que aprenden, etc…

A Papá Noel también lo conoce muy bien. Entendió el concepto de que Papá Noel iba a venir a casa a traer los regalos, si se portaba bien. En general es una niña muy buena aunque tiene sus pequeños berrinches. Pero cuando le decíamos que tenía que portarse bien por este tema se esforzaba mucho.

En nochebuena nos fuimos a cenar a casa de mis suegros, pero antes de marchar dejamos los calcetines al lado del árbol y le pusimos unas galletas para Papá Noel y una zanahoria para los renos.

1- mañana de Navidad (5)

Cuando volvimos a casa nos fuimos a dormir y la mañana de Navidad fuimos todos al salón, y ahí estaban los regalitos debajo de cada calcetín. Estaban los de papá, mamá, Lucía y hasta el calcetín de la gata! Lucía quedó impresionada! Vio que Papá Noel se había comido las galletas y los renos la zanahoria. Fue un momento muy feliz, incluso antes de abrir los regalos. Al medio día fuimos a comer a casa de mis padres, con mi hermano y familia y allí recibió más regalos.

Ahora ya está pensando en los Reyes, jaja… Se lo sabe todo. Nosotros tampoco le hemos hablado mucho de los Reyes Magos, pero ella ya se quedó con el cuento y ya sabe que va a haber más regalos.

2- comida de Navidad (27) (2)

La otra cosa que me hace feliz estos días es que tanto David como yo estamos de vacaciones durante estas fiestas (tenemos dos semanas) por lo que podemos disfrutar de nuestra hija, pasear, hacer las compras navideñas y simplemente descansar… Es una suerte. Yo ya necesitaba este paréntesis ya que el trabajo me está agobiando mucho. En fin, aún tenemos esta semana así que tenemos que disfrutarla al máximo en familia.

Lucía cumple dos años.

Es increíble cómo pasa el tiempo! Dos años hace ya que mi bebé vino al mundo. Mi vida cambió en muchos aspectos, no soy la misma que hace dos años, está claro.

El pasado día 18 de noviembre fue su cumpleaños. Era día de semana, así que fue a la guardería como todos los días. Allí, hicieron una corona para ella, cantaron “cumpleaños feliz” y bailaron. Cuando la fueron a buscar los abuelos, estaba toda contenta. David y yo fuimos a comer con ella y los abuelos. No solemos ir al medio día porque a él no le da mucho tiempo y además es la hora a la que ella duerme la siesta. Pero ese día sí que fuimos y ella durmió la siesta más tarde. Celebramos el cumpleaños con una tarta y ella sopló las velas. Qué momento más feliz. Luego le dimos regalitos.

cumple

cumple Lucía (3)

cumple Lucía (32)

El fin de semana siguiente fue cuando lo celebramos con el resto de la familia. Vinieron todos, los cuatro abuelos y los tíos y primos. Lucía estaba encantada. Yo decoré la casa con temática de Hello Kitty  y con globos. No me salió como esas fotos de Pinterest de madres/decoradoras perfectas pero quedó bonito. Lucía volvió a soplar las velas y le cantamos “cumpleaños feliz” otra vez… Y más regalos. Fue un día inolvidable.

Ahora ella dice que tiene dos años y enseña dos dedos. Qué linda!

Mi bebé de 18 meses.

Hoy Lucía cumple 18 meses. Este último año y medio y también los 9 meses anteriores han sido una vorágine de actividad y sentimientos. Sentimientos como la alegría, la sorpresa, la incredulidad, el agobio, el estrés, etc… Y actividad en el sentido de que tengo la impresión de que mi persona se desdobló cuando dí a luz. Es decir, no sólo tenía que cuidar de mí misma sino también de una personita nueva en el mundo. Y cuánto trabajo da!!

coletas

 

Este blog se va a actualizar más a menudo. Empezó con la noticia de mi embarazo y la crónica de esos 9 meses maravillosos que he pasado con ese pequeño ser en mi interior. Podeis volver a leer todos esos posts desde el primero, creo que son interesantes sobre todo para las chicas embarazadas que me estén leyendo o para las que estén buscando un bebé. Empieza aquí. Soy mamá y trabajadora a tiempo completo, por lo que a partir de ahora me obligaré a sacar un tiempo para actualizar este blog y contar mi bonita experiencia con esta preciosa niña que tengo.

Como he dicho, Lucía tiene 18 meses. Es una niña muy activa, risueña y muy muy buena. Esta mañana tocaba revisión de los 18 meses en el pediatra. La niña se portó muy bien y eso que le tocaba vacuna. Pues casi ni se enteró cuando se la puso la enfermera.  Pesa 11,800 kg y mide 81 cm. Está en la media de los percentiles. Tiene casi todos los dientes y la verdad es que nunca se quejó de ellos, nunca tuvo fiebre. Tuvimos suerte con ella ya que desde que nació casi nunca estuvo enferma, si acaso un catarrito en invierno que le duró cuatro o cinco días. En cuanto al habla, puedo decir que es una cotorra!! Habla muchísimo, dice un montón de palabras y pequeñas frases. Entiende todo lo que le dices y repite mucho de lo que escucha. Obedece bien ya que si le dices que no toque algo, pues no lo hace, o si le pides un beso, pues te lo da. Empieza a ser cariñosa y sabe dar unos abrazos geniales!

Le encantan los libros, tanto los cuentos como los de pegatinas y de colorear. Hace un mes o así que sabe subir escaleras (agarrada a ti o bien a cuatro patas) aunque bajar es otra historia, y le encanta correr y jugar en el parque, en los columpios y con la pelota.

jugando

 

Esto es un pequeño resumen de su evolución desde la última vez que escribí. Pero ya iré contando cosas más concretas. Mi pretensión es mantener un diario de su actividad y evolución, pero también hablar de todo lo que comporta ser madre (y padre), cosas prácticas como ropa, sillas de paso, de coche… excursiones, experiencias con la familia y la demás gente… en fin, todo lo que rodea nuestro pequeño mundo.

Un abrazo a todos. Gracias por leerme.

3 dientes!

Un post rápido para decir que mi niña ya tiene su tercer diente!

Ya le habían salido los dos primeros (los dos centrales de abajo) cuando tenía unos seis meses. Y ayer vimos que le había salido uno arriba (el siguiente a los dos centrales). No sé si es normal que salga ése primero, antes que los del centro, y supongo que saldrá el otro del otro lado…

dientes

Lo bueno es que Lucía no está sufriendo la aparición de los dientes. Lo llevó muy bien hasta ahora. Sólo se le notaba porque mordía mucho y salivaba, pero no se quejaba de dolor ni tuvo fiebre ni nada parecido.

Seguiré pendiente de sus dientecitos…

Mi bebé, esa personita.

Mi bebé tiene ahora siete meses y medio. ¡Cómo pasa el tiempo! Desde la última vez que escribí pasaron tantas cosas. Lucía creció un montón. A los siete meses pesaba 7, 300kg. Está en la media de los percentiles.

Lo que me alucina es la rapidez con que aprende las cosas. Ahora se sienta sola y se echa para delante para acabar tumbada boca abajo para buscar algún juguete que se le haya escapado. En esa postura no aguanta mucho, pero cada día más y ésa es la manera que tiene para aprender a gatear. Balbucea, dice varias sílabas juntas, y lo más bonito son los “mamá” y “papá”, aunque no sepa lo que significa. Es una niña muy tranquila, risueña y de momento no extraña, puede estar en el colo de amigos y familiares sin problema. No está teniendo problemas de salud, lo único que notamos es que a veces está molesta cuando tiene el culito irritado y tiene días más complicados que otros, yo lo achaco a los dientes. Ya tiene los dos inferiores delanteros y ahora creo que está con los de arriba ya que justo estos días estaba como inquieta y babeaba mucho.

Por mi parte, estoy feliz. Sigo sin dormir ninguna noche del tirón ya que Lucía se despierta una media de dos veces por noche, pero sólo hay que darle el chupete y se vuelve a dormir. Eso sí, a las siete de la mañana está despierta y no hay manera de que siga durmiendo un poquito más, así que me toca madrugar con ella aunque sea fin de semana. Por eso suelo estar cansada y con sueño, pero bueno, lo voy llevando. Al fin y al cabo, llevo con este ritmo desde el embarazo así que estoy acostumbrada. Ella duerme unas dos o tres siestas al día.

Mi novio participa mucho tanto en el cuidado de Lucía como en las tareas del hogar. Él también a veces está cansado y solo quiere tumbarse un rato en el sofa, pero bueno, intentamos mantener la casa en orden y atender a todas las necesidades de nuestra hija.

Intentaré actualizar esto más a menudo. Gracias por leerme.

¿Seguiremos con el blog?

¡¡Vaya, vaya!! Cómo pasa el tiempo. Han pasado cuatro meses desde que di a luz al bebé más maravilloso del mundo.

Este blog nació con la idea de dejar plasmada mi experiencia en mi primer embarazo y en el parto. En todo momento dejé la puerta abierta a seguir contando mi nueva vida de madre. La verdad es que desde que nació Lucía no tuve mucho tiempo – ni ganas,la verdad- de escribir entradas aquí. Todo mi tiempo fue absorbido por mi niña querida.

Creo que ahora ya estoy preparada para volver a contar mis vivencias y las de mi familia. ¡Porque ahora somos una familia! No sé cada cuanto actualizaré el blog, dependerá mucho de Lucía, de lo ocupada y cansada que esté, pero lo intentaré. Me parece que será bonito volver a leer esto cuando hayan pasado unos años, incluso que lo lea mi niña en el futuro.

Bien, ahora toca resumir cuatro meses de felicidad, aprendizaje, ilusión, dudas y cansancio… ¿Cómo hacerlo? Empezaré diciendo que Lucía se encuentra muy bien. A sus cuatro meses pesa 5,900 kg y mide 62 cm. Tiene unos mofletes que son para comérselos y tiene el pelo claro y los ojos azules. Parece que aún pueden cambiar hasta los seis meses pero es poco probable. El pelo sí que supongo que se oscurecerá. Yo soy morena de ojos marrones y mi novio también es moreno con ojos verdes, aunque cuando era pequeño era más rubio. En nuestras dos familias hay ojos azules. La piel de mi bebé es muy fina y blanquita. Me dijo la pediatra que tendré que cuidarla mucho y ahora que se acerca el buen tiempo tendré que echarle protección solar. Eso, lo heredó de mi pareja que también tiene la piel clara. En cuanto a problemas de salud, tuvo sus episodios de cólicos y gases, pero ahora ya está mucho mejor. Sigue llorando de vez en cuando por ese motivo y le tengo que dar manzanilla para que le alivie un poco.

Mi niña es muy risueña. Siempre se despierta feliz, lo más bonito del mundo es ir a su cuna cuando despierta y ver su gran sonrisa cuando me ve. Es tranquila también y solo llora cuando no consigue dormir y cuando tiene hambre y tardo en darle de comer. Le estoy dando el pecho, y si es cierto que me costó un poco durante los cinco días que estuve en el hospital -llegué a tener alguna grieta y me dolía bastante- ello mejoró muy pronto, también con la ayuda de mi matrona que me enseñó las posturas para darle de mamar.

Hace dos semanas que empecé a trabajar otra vez a media jornada, y el primer día que tuve que dejar a mi niña lloré un montón. El desapego es muy difícil. Ahora ya lo llevo mejor, sobre todo porque sé que está en buenas manos. Lucía está dos días con mi madre y dos días con mi suegra (trabajo de lunes a jueves por las mañanas). Mi horario hace que las horas pasen rápido y que tenga mucho tiempo para estar con mi hija. A veces no todo es el dinero, y aunque me haya reducido el sueldo lo compenso por lo que estoy viviendo con mi bebé. Todo el mundo me dice que lo aproveche al máximo, que este tiempo pasa volando, y es verdad, estos cuatro meses pasaron sin darme cuenta y ya casi no recuerdo lo pequeña que era mi niña cuando nació. Menos mal que tenemos fotos y vídeos. Pienso disfrutar de mi milagro particular al máximo.

Espero poder contar más cosas pronto, tanto de lo ocurrido durante estos cuatro meses como de lo nuevo que vaya surgiendo. Gracias por seguirme en esta nueva etapa.