Mi rutina de deporte.

Llevo muchos años haciendo pilates. Tengo la suerte de tener una profesora fantástica y adoro ir a clases. Son dos veces a la semana. Ya hablé sobre esto anteriormente.

pilates

Ya comenté también que recuperé más o menos mi figura, pero  mi barriga ya no es lo que era. Sigue un poco redondeada y la piel está más fláccida. Por tanto, decidí hace un mes y medio que esto tenía que acabar. Me iba a poner en serio…

Así pues, me entregué totalmente al deporte y a la comida sana. Mi método es el siguiente. Hago deporte 6 días a la semana. Alterno un día de cardio (correr, bici estática o aerobic en casa) con un día de fitness (también en casa) o pilates.

En cuanto a la alimentación, mi intención no es hacer dieta, sino intentar conseguir un hábito saludable. Así, hago 5 comidas al día. El desayuno tiene que ser consistente, y se basa en leche desnatada, algo de fruta y cereales. A media mañana, un tentempié, que puede ser otra fruta con un té verde, o bien un zumo natural con una barrita de cereales, o también un yogur desnatado. La comida es más o menos libre… pero siempre evitando fritos, salsas y grasas, priorizando las carnes o pescados a la plancha y verduras o ensaladas. También se puede acompañar de pastas, arroz o patata cocida. La merienda es más o menos como el tentempié de la mañana, intentando que sea más ligera. Y por último la cena suele consistir en fruta, yogur, alguna loncha de pavo o queso light, o también ensalada.

desayuno-sano

Lo que quiero conseguir es recuperar mi barriguita plana pero también adoptar un estilo de vida más sano, en el que no suponga un esfuerzo evitar los dulces y las bollerías, sino más bien que sea una costumbre. Si bien, me reservo un día a la semana para picar algún caprichito… siempre sin pasarme.

De momento mi voluntad está intacta, aunque siempre hay algún día que no consigues cumplir al 100%, bien porque te encuentras cansada y ese día no haces deporte, bien porque estás invitada en casa de algún familiar y no puedes evitar probar ese postre casero que tan buena pinta tiene. Pero ahí estamos. Ya contaré más adelante si sigo con el plan.

La vuelta al deporte. Pilates para embarazada.

Antes de quedarme embarazada era muy forofa del pilates e iba a clases dos veces por semana. La monitora, Ana, es una profesional muy buena y está especializada en pilates y también en el método hipopresivo. No me explayaré ahora sobre qué es ese método y todos los beneficios que tiene, solo diré que se trata de unos ejercicios abdominales que incluyen apneas y se centran en la faja abdominal interna. Buscando en internet se encuentran multitud de vídeos y explicaciones sobre sus beneficios. Las embarazadas no pueden realizar esas apneas, pero sí mantener las posturas.

Pues bien, llevaba dos meses sin ir a pilates ya que los primeros meses estuve muy cansada y además no quería decirlo todavía. El pasado jueves volví y fue muy divertido. Ya le había contado a la profesora que estaba embarazada por lo que los alumnos ya lo sabían. Todos me felicitaron y cuando estábamos todos en nuestro sitio para empezar, me dieron un gran aplauso que me hizo sonrojarme. La monitora estuvo pendiente de mí todo el rato. Obviamente hay ejercicios que no puedo hacer, por lo que ella me daba una alternativa a tal o cual postura. Tampoco forzé mucho a nivel de fuerza ya que me sentía oxidada… Como ejemplos, no puedo hacer abdominales, ni llevar las piernas por detrás de la cabeza,  ni tumbarme boca abajo para trabajar la parte posterior del cuerpo, pero lo sustituía tumbándome de lado y haciendo ejercicio parecidos. Asimismo, cuando se hacían ejercicios con las piernas demasiado intensos, era tan sencillo como doblarlas un poco en vez de tenerlas estiradas del todo.

La verdad es que me lo pasé genial, tanto gracias a los compañeros como gracias a Ana, quienes me trataron muy bien. Me siento la favorita de la clase, jeje…

Esto de hacer un poco de deporte me viene muy bien porque creo que me va a dar más energía y no estaré tan cansada aunque parezca una contradicción. También tengo pensado hacer caminatas los fines de semana con mi novio. En la zona donde vivo hay mucho bosque y muchos caminos por los que ir a pasear. Lo malo es que no hay clases de pilates en julio y agosto, por lo que tendré que buscar otra cosa. La piscina es muy recomendable para las embarazadas. Me lo estoy planteando. Y acaban de abrir una escuela de música y danza cerca de mi casa en la que dan clases de Yoga para premamás… Tengo que ir a preguntar precios y horarios. Ya iré contando mis experiencias deportivas.