El posparto

Lo primero que hay que decir es que el embarazo y el parto le dan una verdadera paliza al cuerpo. No solo se resiente la barriga sino que coges kilos aquí y allá y el pecho también sufre. En mi caso me engordaron un poquito las piernas y los brazos pero recuperé enseguida. Lo peor fue la barriga, (¡al final estaba enorme!) y el pecho.

Después de dar a luz sigues teniendo barriga como de unos 4 o 5 meses. Y tardas en bajarla. Yo solo pude volver a poner mis vaqueros pre-embarazo (esos que no son elásticos) a los 3 meses, y no todos. Aún hay unos cuanto que siguen sin servirme. Me negué a pesarme cuando estaba en el último mes y desde entonces no lo he vuelto a hacer así que no sé cuánto engordé en total y no sé cuánto adelgacé desde entonces. Lo que me importa no es tanto el peso como la figura. Lo que veo cada mes es cuánto se ha reducido el contorno de la barriga. Va bajando… Aún tengo un poco y lo que noto sobre todo es que está fofa. Estoy yendo otra vez a pilates desde febrero. En las clases hacemos hipopresivos que son buenísimos para el suelo pélvico y para bajar contorno y reafirmar. En cuanto al pecho, subes una talla durante el embarazo y entre una y dos tallas en los días siguientes a dar a luz por la subida de la leche. Ahí entran en juego las estrías, tanto en la barriga como en el pecho. Y eso que yo echaba una crema antiestrías, pero no me sirvió de mucho. La verdad es que ahora mi piel ya tiene mejor aspecto y ya casi no se notan las estrías (siguo echando una crema posparto).

Estoy intentando seguir una dieta saludable. Nada raro, sigo mis reglas de siempre: comer mucha fruta, intentar comer verdura y alimentos integrales. Siempre caigo en la tentación de algún postre o chocolate, pero bueno, también hay que tener caprichos, que sino te deprimes.

Con todo eso quiero decir que no reconoces tu cuerpo. Yo tenía una barriga bastante plana y un pecho pequeño y cuando ves cómo se transforma tu cuerpo te quedas hecha polvo.

No tuve depresión posparto, aunque sí que he llorado varias veces durante el primer mes. Era el mes más feliz de mi vida, sin duda, pero a veces, al recordar el parto me ponía a llorar. Fueron muchas emociones y las hormonas no perdonan.

En cuanto a la cesárea, el posparto consiste en no poder moverte casi durante dos días y tener muchos dolores a la hora de mover el tronco durante dos o tres semanas. La zona del corte interno es la que más dolía cuando me movía. Darme la vuelta en cama y levantarme era lo que más me costaba. Y coger a la niña… Ahora todas estas molestias ya desaparecieron. Hubo que vigilar que la cicatriz curaba bien. No hubo problemas. Ahora tengo una pequeña línea rosada de unos 10 cm.

Creo que el periodo posparto ya pasó. Ahora simplemente tengo que seguir cuidándome (a veces es difícil porque tu prioridad es tu hija).

Por último noté durante estas dos últimas semanas que se me cae mucho el pelo. Debe ser porque durante el embarazo te nace mucho pelo, se te pone muy bonito, y ahora pierdes todo ese pelo “extra”. Yo lo achacaba a la fatiga de estos días, que también puede ser…